Barrio Macarena
Sevilla

El Barrio de la Macarena, dentro del denominado Casco Antiguo de la ciudad antiguamente amurallada, pasa por ser el más característico y también el más antiguo arrabal de la ciudad, ya que su antigüedad viene de la época romana, y al parecer también su nombre, que procedería de Macarius-Ena o "propiedad de Macario", referido al lugar o finca donde todavía se conserva una torre y hacia donde llevaba una calzada o camino cuyo origen estaba en una puerta de la ciudad, que con el tiempo se llamó Puerta de la Macarena.

Al contrario de lo que comúnmente se piensa, el barrio no toma su nombre de la venerada imagen de la Esperanza Macarena, sino que es esta Virgen la que teniendo advocación a la Esperanza toma el nombre del barrio como referencia. Las murallas almorávides están realizadas desde las primera mitad del siglo XII con cal y guijarros y alcanzan un grosor de dos metros. Estas murallas han rodeado Sevilla hasta mediados del Siglo XIX. En la actualidad, la Muralla de la Macarena es el único lienzo de grandes tramos que se conservan en la ciudad de Sevilla.